Obras de arte a disposición de las manos

En España contamos con algunos museos que acercan las obras a aquellos que no tienen la suerte de poder apreciarlas con las vista. En estos museos el “prohibido tocar” no está presente, sino que se invita a tocar, a percibir, en definitiva a sentir el arte en nuestras manos.

Este tipo de exposiciones son un paso más para la integración de aquellos que no poseen el sentido de la vista de forma parcial o total. Con estas actividades, los invidentes pueden cubrir otro ámbito de la vida para que esta sea prácticamente normal.

obra-arte-mano

Además, estos museos cumplen una función integradora y sensibilizadora. Esto se consigue puesto que en algunos de las exposiciones, las personas que no son invidentes pueden utilizar antifaces para tocar las obras y experimentar las mismas sensaciones que las personas ciegas sienten al tener estas obras en sus manos.

Las obras de arte son lo que podemos decir historia en imágenes, por esto, es un gran avance el poder acercar la historia de una manera tan interactiva como es esta. Como sabemos el arte es una herramienta educativa y poder contar con recorridos de estas características es muy enriquecedor para todos los visitantes.

En España podemos encontrar instalaciones con estas características en el Museo de Bellas Artes de Bilbao o en el museo del Prado de Madrid también han estado disponibles obras para tocar. En estos museos, los vigilantes ya no se tendrán que preocupar de que los visitantes se acerquen demasiado a las obras, sino que los invitarán a acercarse más de lo normal.

Una de las técnicas que se suele utilizar para acercar las obras de arte a las personas ciegas, es la técnica “Didú”. El proceso para acercar las obras a los discapacitados visuales es muy sencillo, haciendo fotografías de alta resolución de los cuadros y dándoles texturas para que a través del relieve se pueda definir lo que serían las formas percibidas por el tacto.

Museo de Bellas Artes de Bilbao

En Bilbao las personas con discapacidades visuales pueden admirar a través del tacto de obras tan conocidas como la famosa “La Anunciación” de El Greco, “San Sebastián curado por las santas mujeres” de José de Ribera, “Mujer sentada con un niño en brazos” de Mary Cassatt, “Lying figure in mirror” de Francis Bacon, o “Lot y sus hijas” de Orazio Gentileschi.

Facilitando la interpretación táctil de estas obras, en el museo se ponen también a disposición de los visitantes, audio guías con las que podrán conocer los detalles de color o contexto para entender a la perfección cada una de las obras.

Museo del Prado de Madrid

El museo del Prado también ha acogido una gran exposición de obras para tocar bajo el nombre de “Hoy toca el Prado”. A través de una serie de obras representativas de los diferentes géneros, los invidentes podrían conocer el carácter de cada una de ellas. Además se pondría a disposición de los visitantes materiales adicionales con textos en braille, audio guías y como decíamos antes antifaces o gafas opacas.