El museo de las momias: una realidad que parece ficción

Fuentes: Adri Lagunes

Fuentes: Adri Lagunes

Los museos suelen estar destinados a conservar elementos del pasado que marcan hechos históricos. Existen museos para de diferentes categorías y todos nos muestran una visión de las personas, animales o cosas que nos antecedieron. Algunas inverosímiles.

Pero aunque no lo creas, existe un museo de personas que fueron enterradas con vidas.

En la ciudad de Guanajuato en México se encuentra el Museo de las Momias, que alberga 111 cadáveres, muchos de los cuales fueron victimas de una enfermedad llamada catalepsia que aparenta a la persona estar muerta sin estarlo. Muchos han sido enterrados con vida porque la catalepsia disminuye las pulsaciones del corazón a un nivel tan bajo que las máquinas no las pueden detectar.

Hoy en día la ciencia ha avanzado lo suficiente para determinar cuando una persona está realmente muerta, pero en aquellos tiempos y sin los elementos necesarios era difícil detectarlo, también en algunas culturas con menos oportunidades se pueden ver casos mucho más recientes.

Se tiende a confundir, porque no hay mucha diferencia entre un cuerpo sin vida y un cataleptico, lo peor de todo es que quien padece este estado escucha todo y es incapaz de mover sus extremidades. Por lo que la agonía y el suplicio cobran verdadero protagonismo en esta circunstancia tan escalofriante.

En el museo se pueden apreciar algunos cadáveres que al momento de mover sus fosas fueron encontrados en posturas estremecedoras y que al ser sometidos a una necropsia descubrieron que fallecieron después de ser enterrados.

La catalepsia ha generado inspiración en escritores como Edgar Allan Poe con el cuento ´´El entierro prematuro´´, en canciones como ´´catalepsia´´ de los mojarras del Perú, entre otros artistas, actores, guionistas… que recurrieron a esta experiencia cercana a la muerte para narrar una ficción.